El impacto del COVID-19 en el tejido empresarial global está siendo devastador, pero si hay un sector que todavía mantiene la capacidad de enfrentarlo es el de las TIC. Las compañías y negocios buscan en la tecnología una solución a corto plazo con el objetivo de ganar a largo plazo la adaptabilidad que les permita continuar con su actividad. Esta adaptación se refleja en un impulso de la transformación digital mayor al de años anteriores denominado como “súper digitalización”.

LEER MAS: Cuadernos de Seguridad